top of page

¿Mala broma o pieza de arte?

Comediante (Maurizio Cattelan)

Brenda Crespo

2020



La pieza “Comediante” de Maurizio Cattelan fue una de las obras más comentadas en el mundo del arte el año pasado, la obra fue presentada en el pre opening de Art Basel Miami Beach, dando mucho de qué hablar entre la comunidad artística, que hasta la fecha intenta definir si la pieza es una auténtica obra de arte o una simple burla de parte del autor. La pieza formalmente es muy pobre, únicamente está compuesta de dos elementos; un plátano en la pared y una cinta adhesiva color gris.

En mi recorrido dentro las artes visuales he sido partidaria de que no importa la cantidad de elementos que una obra de arte pueda contener, no importa si son cien o únicamente uno, lo importante es cómo el artista se apropia de ellos para poder relacionarlos dentro de la obra, cómo juega con el material, el soporte y los colores para poder darle fuerza, elegancia, sutileza e incluso ligereza si es lo que se desea. Justo hoy en la época del arte conceptual el uso de pocos elementos, no es sorpresa, es más, es el resultado de una serie de ideas, pensamientos y conceptos tan bien organizados que resultan en un solo objeto o elemento. ¿Es este el caso de la pieza “Comediante”?

En mi búsqueda por darle una interpretación completa a la obra conceptual de Mauricio, he analizado formalmente cada elemento de la pieza. En el arte actual el soporte, los materiales y las técnicas han tomado nuevas formas y han caminado por sitios impensables en el pasado, revolucionando al arte y todo lo que él conlleva, dando la oportunidad de jugar con nuevos elementos.

Esta nueva apertura del arte da la ocasión de tomar una pared como lienzo y una banana como gesto expresivo, dicho de esta forma tan poética, suena completamente maravilloso y factible y si de alguna forma Cattelan lo hubiese pensado de este modo, dudo que así sea, daría espacio para ser vista de otra forma, pero la realidad es que aun con tantas palabras, su lienzo es simple y sin chiste, su motivo principal no llena el enorme hueco que deja el inmenso fondo blanco, y no hablemos de lo horripilante y brusca que es la cinta adhesiva de color gris que atraviesa el plátano sin astucia.

Si solo nos basáramos en lo que nuestros ojos pueden ver, la pieza de Cattelan sería impensable como obra de arte, pues no tiene una composición pensada, razonada ni estructurada, no tiene intenciones de contrastar, relacionar o direccionar los colores, ni las formas y mucho menos la obra como tal, esto provoca que la pieza no sea expresiva por sí misma, que no sea elegante, que no tenga sensualidad, mucho menos dinamismo o movimiento, sin duda alguna la pieza no está pensada para verse formalmente, intrínsecamente la obra es callada por no decir muda.

Pero esto no queda ahí, si solo juzgáramos el arte actual por lo que podemos ver sería demasiado aburrido, no habría cabida para el arte conceptual, el arte de ideas, de innovación, de ironía, de juego, de mente, para el arte no retiniano. No me prolongare mucho en la parte fenomenológica de esta obra, a decir verdad no me detendré nada porque sin duda no se puede sentir mucho de una obra que no expresa. La juzgare más bien por el lado cognitivo, intentado interpretar los elementos, procurando descifrar si esta obra hace que pensemos, razonemos o aprendamos.

De nuevo analizaré su elemento principal: el plátano, este elemento me llena de dudas, y de intriga ¿Un plátano? ¿Qué podría significar? ¿Es acaso el plátano una interpretación del pene? Cattelan suele hacer bromas entre una mezcla de la vida y el arte, la realidad y la ficción, se burla de los sistemas que imponen orden, su trabajo busca resaltar la naturaleza incongruente del mundo y nuestro papel dentro de ella, se basa frecuentemente en juegos de palabras o clichés. Siempre se preocupa más por el humor en su trabajo que por la composición o los elementos formales de su obra. Así que ¿podríamos estar enfrente de un juego de elementos?

Si el plátano fuera visto como falo, entonces está hablando directamente del hombre, haciendo un juego entre pene-hombría, una hombría que está suspendida en el aire por una cinta adhesiva que lo deja expuesto e inmóvil ante un público. Esta interpretación empezó a ponerse interesante por todo lo que conlleva, el hombre expuesto, la hombría expuesta, el machismo expuesto, además la obra se presenta en una época donde el feminismo se hace visible a nivel mundial, pero después de analizar un poco más, me detuve a pensar en el público, un público que se toma fotos a su lado, un público burlándose, un público que no toma enserio a una banana y me hace auto cuestionarme ¿es la intención del artista que el público se tome fotos a lado de un pene? Y si lo es ¿lo que intenta transmitir es la burla de sí mismo expuesto? ¿De los hombres al descubierto? ¿Del feminismo? o simplemente de quienes se toman fotos a su lado.

Estas preguntas me hicieron reconsiderar mi interpretación, me hacen pensar que la intención del artista no va por ese lado y que quizá no hay algo más en la banana, quizá estoy buscando demasiado lejos y lo que debería de ver es el fruto tal cual, una banana, un alimento al alcance de cualquier persona, pero en este caso inalcanzable por ser una obra de arte que está valuada por más de cien mil dólares. Esta idea me gusta, el juego entre lo posible e imposible, pero no es suficiente, no le daré el título de obra de arte a una pieza de tan mala factura y con un contenido tan limitado, que no deja mucho que pensar, así que seguramente debería buscar por otro plano. Para dar un enfoque distinto me guiare por la narrativa de esta obra, y veré si es buena su inserción entre otras obras del artworld.

La obra podría ser un ready-made, un ready-made es un objeto de la vida cotidiana llevado al ámbito artístico. Duchamp pensaba que lo más importante en una obra de arte, no es su soporte o medio físico, decía que la fuerza simbólica de una pieza se encuentra sumergida dentro de su idea, su concepto y su razonamiento sobre sí misma. Duchamp decía que únicamente después de haber desarrollado, analizado, meditado y pensado una idea, el artista podría elegir el medio que la represente, este medio podría ser desde lo más común como un mingitorio o hasta lo más laborioso como una pintura hiperrealista, lo único que importa es que este objeto exprese el contenido de la mejor manera.

Este nuevo concepto de ready-made, crea una nueva dimensión, una en donde las ideas, los conceptos, la ironía y el juego pueden enfrentarse, contraponerse y complementarse en la mente, dotando de una nueva aura al arte conceptual, este es un nuevo arte que deja de lado la factura y se centra en la idea y en el concepto. Este acto artístico ha sido fundamental en el desarrollo de las artes visuales durante la segunda mitad del siglo XX, este concepto le da oportunidad de innovar y revolucionar al arte dentro del marco de dicha narrativa. ¿La pieza “Comediante” se encuentra dentro de esta tan rebuscada y bien organizada narrativa de arte contemporáneo?

Buscando muy profundamente dentro de la obra de Maurizio Cattelan, pensado en si esta obra se inserta dentro de la narrativa de los ready-mades llegue a Maurizio Cattelan como tal, sin duda es un artista conceptual, que a lo largo de su carrera artística a traído al mundo cientos de piezas de ready-made, insertándose en el arte conceptual sin problema alguno, pero en específico, la pieza de “comediante” ¿se inserta bajo esta narrativa? ¿Es acaso una idea bien estructurada que resulta en un solo objeto? Y si esto ocurre debemos suponer que la pieza puede brindarnos una explicación conceptual, si es así ¿La obra puede ofrecer una premonición o innovación para el futuro artístico? Pero si no tiene una explicación conceptual y tampoco una buena factura ¿significa que no es una obra de arte? Y si no lo es ¿Por qué se vende como tal?

Atreves de este análisis intente buscar la respuesta del autor, que interpretación le da a su obra y que significan sus elemento, etc. Pero me lleve una desagradable sorpresa al ver que el artista no dio testimonios de su pieza, lo único que se sabe es que el fruto fue comprado por uno de sus ayudantes en una tienda de california por el precio de 0.30 dólares. En la web se encuentran un montón de interpretaciones de la pieza, pero no son más relevantes que las que pude ofrecer anteriormente, nadie sabe con certeza lo que el artista quiere decir con el plátano en la pared, ni siquiera la galería que lo ampara dio declaraciones al respecto.

Por lo anterior me atrevo a afirmar que la obra definitivamente no está insertada dentro de la narrativa de un ready-made, no tiene un sustento teórico que nos haga imaginar, pensar o analizar absolutamente nada, lo que me da la impresión de que no hay una idea detrás de la polémica obra, ¿Es esto un ready-made mal ejecutado? O es más complejo que eso y estamos presenciando un nuevo capítulo en el arte conceptual. De ser así, déjenme decirles que es muy desabrido, muy simple y aburrido, ¿qué chiste podríamos encontrarle a un nuevo arte que consiste en un objeto cualquiera sin un hilo conductor, ni ideas? tal vez ninguno, entonces ¿Por qué hacer una obra de este tipo? ¿Qué es lo que Cattelan intenta lograr con esta pieza? Y suponiendo que hay algo que se intenta conseguir ¿Lo logra?

Después de los diversos análisis a la pieza el comediante, podemos apuntar fácilmente que los logros que la obra cumple no son por desplegar una técnica sofisticada, ni el tiempo de preparación o ejecución, tampoco parce que su logro sea por ser original, que tanta originalidad podría tener un plátano, pero sin duda alguna la obra es un logro al ser vendible, y no solo se vendió un ejemplar, sino tres, ¿es este logro lo que hace de esta obra una obra de arte?

Actualmente estamos viviendo en la época del arte contemporáneo, un arte que comenzó a experimentar un mercado parecido al de inmobiliaria, se pagan cifras extraordinaria y absurdamente altas por una sola obra, obras que muchas veces están hechas para cubrir la gran demanda de arte que en la actualidad existe, pagar por una obra de arte es una inversión fácil y rápida. ¿Vender obras de arte es lo que busca el autor? O puede haber algo más, inmerso en la obra de Cattelan, algo como una burla completa al arte actual, conceptual y vendible.

El autor nunca comentó nada al respecto de su pieza y ahora justo en el mundo del arte, existen mil palabras que intentan explicar y deducir de que se trata, Cattelan no dijo ni una palabra y la obra recorrió al mundo entero, no se dijo nada pero el inmenso mar de ideas que absorbe al arte conceptual obligó al mundo entero a escribir su propia interpretación ¿Ese es el objetivo de la obra? Tal vez no hay forma de saberlo, pero de una cosa podemos estar bien seguros, la pieza estuvo en boca de todos, el plátano estuvo en boca de todos, el plátano de Cattelan estuvo en boca de todos y él ni siquiera tuvo que decir una sola palabra.

No sé si es mi inocencia al intentar descifrar a Cattelan, o de mis últimas esperanzas por encontrar un salvavidas al arte contemporáneo, pero considero que el poder necesario para que una obra levante un revuelo tan inmenso, que pueda mover a un montón de pensadores del arte, que logro escribir cientos de interpretaciones de su obra sin que el autor moviera un dedo, es un poder intelectual enorme, sin duda esto es acto de un verdadero artista.

La obra solo tiene un único logro, el de ser una obra vendible y esto no la convierte en una auténtica pieza de arte, no es suficiente, pero de una cosa si podemos estar seguros, Cattelan jugó con nosotros, con nuestras mentes, nos hizo divagar en nuestra imaginación, entrar dentro de la ficción, explorar el mundo del arte y escribir una extensa crítica de un plátano, ¿y no es eso justo a lo que se dedican los artistas?


87 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page